Blog

Purificador de agua para grifo

Filtros de carbón activo para purificar el agua del grifo

Que salga agua del grifo es un milagro de la ingeniería civil, pero precisamente porque tenemos agua potable, esta agua es sometida a unos procesos de desinfección que crean subproductos que no nos son beneficiosos.

No es cuestión de sembrar el pánico, pero sí es importante, en función del agua que nos llegue a casa, buscar soluciones para mejorarla.

Entre las principales fuentes de contaminación del agua potable encontramos:

  • La contaminación microbiológica, principalmente bacterias y parásitos. No son los más habituales, pero sí que puntualmente y dependiendo de donde vivamos puede ser que nos llegue agua potable con niveles un poco más elevados de los recomendados de E. coli o de Giardia.
  • La contaminación por metales pesados; arsénico, mercurio o plomo pueden llegar a través de las tuberías, ya sean las municipales o las de tu domicilio si vives en una finca antigua. Debemos conseguir tener cuantos menos metales mejor entre el agua que bebemos y los alimentos que ingerimos para evitar el efecto cóctel y la bioacumulación en el organismo.
  • La contaminación por productos radiactivos. Dependerá del terreno por donde pase el agua y las industrias colindantes. Estos contaminantes también son de los menos frecuentes.
  • Los contaminantes químicos. En este punto se encuentran los pesticidas, herbicidas, nitritos y nitratos, que proceden de fertilizantes y residuos de la agricultura y ganadería intensiva y los trihalometanos. Estos compuestos se desencadenan cuando reacciona la materia orgánica con el cloro del agua, y en estudios recientes se apunta que en algunas regiones de España tenemos valores que triplican la media europea. También encontramos entre los contaminantes químicos más frecuentes los metabolitos de medicamentos, los microplásticos y el bisfenol A.

¿Por qué debemos filtrar el agua del grifo?

Las empresas potabilizadoras analizan y eliminan parte de estas sustancias, pero no todas. Así que por prevención y por salud no tenemos otro remedio que filtrar el agua del grifo.

Otro motivo por el cual debemos considerar purificar el agua de casa es para mejorar el sabor. Si el agua de tu casa huele muy fuerte a cloro o sabe mal y por eso no bebes suficiente u optas por botellas de plástico, que tienen un impacto nefasto para la salud y el medioambiente, es el momento de pensar en utilizar un purificador de agua.

¿Cómo funcionan los purificadores de agua?

En el mercado hay distintos tipos de purificadores de agua. Te contamos los pros y contras de los principales sistemas.

  • Los sistemas de osmosis inversa. Estos filtros de agua utilizan diferentes tipos de membranas y depósitos para limpiar el agua. La membrana que da nombre al sistema, la membrana de osmosis inversa, no deja pasar nada más que la molécula de agua.

    Es un sistema caro y que, al eliminar todas las sustancias que se encuentran en el agua, también elimina minerales que son muy interesantes para la salud. La mayoría de los modelos actuales añaden un filtro remineralizador, pero que solo añade calcio y magnesio; el resto de minerales eliminados no los recupera.

En este caso, si se opta por este tipo de purificador de agua, hay que agregar un chupito de agua de mar, que nos va a aportar todos los minerales que nos interesan, a la jarra de beber. Otra buena opción es añadir unos polvos alcalinos que aportan potasio, magnesio y sodio para recuperar ciertos minerales. 

  • Las jarras con cartuchos de carbón activo. El carbón activo es una sustancia que tiene la capacidad de absorber en su estructura microperforada todas las sustancias pequeñas que se encuentren en el agua. Estas jarras tienen una capacidad filtrante limitada por la cantidad y calidad de carbón activo que utilizan y cada 2-4 meses aproximadamente hay que cambiarles el filtro. Dependiendo del tipo y calidad del agua, este método puede ser insuficiente.
  • Los filtros de carbón activo, bajo o sobre encimera. En este caso, el filtro está formado principalmente por carbón activo, que elimina las impurezas que pueda tener el agua, entre ellas el cloro y el calcio, por lo que el sabor del agua mejora drásticamente. Es muy importante buscar los que también llevan gránulos de zeolita, puesto que amplifican el poder filtrante del carbón activo.

A nivel económico, sale mucho más a cuenta a medio-largo plazo que las jarras con cartuchos de carbón activo y, además, su capacidad de filtraje es superior, ya sea por cantidad de carbón activo como por calidad.

Purificador de agua con carbón activado y zeolita

Nuestra apuesta son los filtros Doulton de acero inoxidable, que, con la vela Ultra Purify con zeolita, filtran hasta el 99,5 % de las impurezas del agua, según datos certificados por NSF, la certificadora internacional de productos y tratamientos de distribución del agua.

Al ser un filtro de acero inoxidable, no aporta al agua ni sabor ni ningún subproducto de la degradación del plástico que pueda actuar como disruptor endocrino.

La vela filtrante Ultra Purify con zeolita es óptima de 12 a 24 meses o para 10.000 litros de agua. Esta vela filtrante trabaja en 4 etapas complementarias de filtrado:

  1. Una capa de cerámica exterior que elimina del agua todas las sustancias superiores a 0,2 micras.
  2. Un baño de plata ionizada con capacidad bactericida y desinfectante.
  3. Unas perlas reductoras de cal con gránulos de zeolita que reducen la cantidad de cal del agua, ¡muy interesante para zonas con aguas muy duras! Además, estos gránulos de zeolita eliminan sustancias como el mercurio, el plomo, el aluminio, el arsénico, los microplásticos, sustancias radiactivas como el plutonio y uranio y los PFAS. 
  4. Junto a un corazón de carbón activo que elimina un promedio del 95 % de todas las impurezas del agua, entre las que se encuentran el cloro, otros metales pesados, contaminantes orgánicos, los pesticidas, los compuestos volátiles orgánicos, nitritos y nitratos, bisfenol A y restos de medicamentos.

Un aspecto a destacar de este filtro de carbón activo son los gránulos de zeolita, que maximizan el poder filtrante total del filtro. La zeolita es un mineral con una estructura porosa muy valiosa para los filtros de agua por sus propiedades únicas de adsorción y eliminación de sustancias metálicas, amoníaco, compuestos orgánicos, isótopos radiactivos del agua y PFAS. 

En los filtros de agua, estos dos componentes —carbón activo y zeolita— se complementan perfectamente para conseguir una óptima filtración del agua.

En este enlace, puedes acceder al análisis detallado de la capacidad filtrante del filtro Ceramicarb, donde podrás observar que elimina más del 98 % de los metales pesados, el 97 % del bisfenol A o más del 99 % de los nitritos, entre muchos otros componentes.

Además, los filtros con gránulos de zeolita han demostrado reducir en un 95 % la cantidad de PFAS del agua.

Los PFAS o sustancias perfluoroalquiladas son sustancias químicas que se encuentran actualmente por tierra, mar y aire y que son altamente estables y tóxicas para el cuerpo. Por su gran persistencia en el medio y su gran tendencia a bioacumularse en el cuerpo, son uno de los grandes contaminantes que encontramos en las aguas y que debemos evitar.

Actualmente, se están empezando a acelerar medidas para poner freno a la fabricación de sustancias con algunos de los PFAS  y a controlar y a establecer límites legales en las cantidades de estos en las aguas de consumo. 

Pero hasta que estas medidas no nos aseguren niveles mínimos de PFAS, lo mejor que podemos hacer es poner filtros que los retiren con componentes que tienen la capacidad de eliminarlos del agua, como la zeolita. 

¿Qué opciones de filtro tengo?

Existen diferentes modelos de filtros Doulton: sobre encimera, bajo encimera y packs con filtro bajo encimera y grifo adicional de 1 o 3  vías. Las opciones son muchas y se adaptan a tu cocina, tu estilo de vida y tus necesidades. 

  • Que no tienes espacio bajo la encimera: tienes el filtro sobre encimera que se instala muy fácilmente y además te lo puedes llevar en vacaciones donde vayas para disponer de agua filtrada siempre. 
  • Si, por contra, te cabe un filtro bajo la encimera, tenemos la solución con un filtro fijo, permanente y discreto que queda oculto. También se puede instalar para que alimente a una nevera de hielo y agua fría, pues cuenta con un cartucho especial para proteger el sistema del refrigerador.
  • Si tienes espacio debajo del fregadero, pero prefieres tener dos salidas de agua, una con agua filtrada y otra sin filtrar, también tenemos una solución para ti con el filtro de bajo encimera más el kit de grifo de tres vías. En un mismo grifo y con un pequeño gesto supersimple tendrás agua caliente y fría y agua filtrada. ¡Más comodidad imposible!

No esperes ni un día más para dejar de lado las botellas de plástico y apostar por un sistema de purificación del agua que la deje sin residuos potencialmente tóxicos y —no sé si lo más importante, pero lo es mucho— ¡sin sabor a cloro!

Y recuerda que nuestras células son agua, nuestro cuerpo es un 74 % agua y nuestro cerebro es un 85 % agua. Es muy importante que la mayor parte de nuestra hidratación provenga del agua, agua fresca o en forma de caldos, consomés, infusiones… y evitar las sustancias con cafeína y teína, azúcares y diuréticas. 

Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Description
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
  • Add to cart
Click outside to hide the comparison bar
Compare

Productos relacionados